17 – Mood4LoveAdventureLemonFish

La noche ha sido apacible resguardados por la densa vegetación de la foresta y al abrigo del rocío.

Martin que es el más madrugador de costumbre, alumbre al gas, en una tertulia mañanera y cafetera al uso. Hablamos de la inmensidad marina, de sus profundidades y de cómo hemos de hacer para dar caza al gran pez limón.

La técnica en apnea es imprescindible para aguardar a la presa a la espera quizá a 30 mts o más de la superficie, el combate es arduo y la idea nos fascina por su exotismo y el riesgo que conlleva.

Es un animal fuerte que puede alcanzar los 80 kilos de peso y no se amedrenta en el cuerpo a cuerpo y aun herido da nada por perdido. Es lo que buscamos.

El Hierro, frondosa isla Canaria con especies endémicas y con zonas marinas  de la Biosfera protegidas por la Unesco, será el lugar ideal para la práctica.

El Gran Azul , gran película que caló hondo en Pablo y en mí cuando éramos críos, nos evoca aires marinos de mares turquesa, de fosas abisales y superación personal. Le daremos caza.

1-foto caratula

No es ni media mañana cuando  nos detenemos en Latisana , pedimos unas cervezas sin ser bien atendidos, oteamos el perímetro pre-fronterizo con Eslovenia y desplegamos los mapas para tomar decisiones sobre planes de ruta.

1- Foto carteles

Croacia será quien se lleve la palma, sus costas y cálido clima continental-mediterráneo nos embelesa .  Pupy, una amiga de Bourdeos y que ahora vive en Krsko, se ha ofrecido amablemente a darnos cobijo, pero habrá de esperar otra ocasión, nos hubieramos  adentrado demasiado hacia el Este del pais y obligado a cruzar por Bulgaria. Descartado, todos estamos de acuerdo.

Trieste, ultima ciudad fronteriza italiana es nuestro objetivo y partimos deseosos de un cambio de aires, Eslovenia here we are 💃💪

Este deseo por llegar se traducirá en una gran  etapa, donde se alternaran los cambios en la cabeza del pelotón, haremos drifting durante kilómetros saltando de la cola al primer puesto, para así avanzar con cadencia y a una mayor velocidad…aunque la inquietud es traicionera y hace que arranque en escapada a 40 kms de Trieste, aprovechando una rotonda.

Tito mermado un poco por su esfuerzo a la cabeza y enchufado a mi ipod, dudará , pero al instante saldrá a darme caza junto con Pablo y Martin.

Casi 20 kms a fuego, donde finalmente un cruce mal interpretado frustra mis aspiraciones y da con nuestros huesos de nuevo por separado.

Esa noche, Pablo y Tito coronan 

primeros Trieste. 

 

Servidor con Martin a la zaga lo hacemos a nuestra manera acompasados en la noche por un  baile de mástiles  y su¡¡ tintineo.

Estoy contento y agradezco la suerte que tengo por estar sano y disfrutar compartiendo de nuevo bajo un manto de estrellas que nos servirán de adormidera bajo otro faro minúsculo en la bocana de un  puerto cualquiera, parecido seguramente al del país de Liliput.🙃

 Bona note💤

Deja una respuesta

cinco × 1 =